Los beneficios del trabajo en red

Mar 9th, 2012 | Por | Categoria: Misión y Valores, Portada

En el día a día estamos inmersos en el trabajo directo con las personas, tratamos de acompañar procesos, de que mejoren situaciones, buscamos oportunidades, o las creamos, unas veces nos enfrentamos a las diferentes administraciones públicas y otras colaboramos con ellas. Pero cuestiones tales como hacer visible a un colectivo, o una problemática, cuestionar determinadas actuaciones y proponer otra forma de ver y hacer las cosas, es decir transformar la opinión pública y poner nuestro granito de arena por una sociedad más justa e igualitaria, solo lo podremos hacer trabajando en red.

Desde nuestra entidad siempre hemos dicho que queremos pertenecer a redes que nos cuesten tiempo y hasta dinero (aunque no nos sobre ni lo uno, ni lo otro) porque serán unas redes a las que nos habremos sumado claramente por los beneficios que puedan aportar a las personas objeto de nuestra existencia como organizaciones, y no de los intereses como “estructura”, aunque sea social.

Esto que aparentemente puede ser una paradoja, puede reportar una serie de beneficios tanto a las personas a las que atendemos, como a nuestra entidad, a la sociedad en general… y hasta a la administración pública…

  • Para las personas a las que atendemos, los beneficios serían los siguientes: Visibilización (especialmente importante, por ejemplo, en el caso de las personas con inteligencia límite). Investigación. Recursos. Calidad en nuestras actuaciones. Adecuación de políticas. Respeto y comprensión de la opinión pública.
  • A nuestras entidades este tipo de alianzas con otras entidades nos aporta cosas, como las siguientes:
    • De una información fluida surge la comunicación y el conocimiento y de éste el “roce”, el respeto y la confianza.
    • De la comunicación surgen espacios de debate; del debate las ideas y la reflexión; y de ésta las estrategias.
    • El intercambio de experiencias nos aporta un cuestionamiento de lo que hacemos, innovación y una mayor cualificación de los profesionales.
    • De la coordinación surgen también proyectos comunes, la complementariedad y la optimización de recursos.
    • Las alianzas generan nuevas oportunidades y otra manera de entender la competencia.
    • Unas veces podemos ser nosotros/as los/las que acompañemos los procesos de los compañeros/as que comienzan, los que les asesoremos, los/las que les abrimos puertas, y en otras ocasiones son otros y otras compañeros/as los y las que hacen eso mismo por nosotros/as.
  • A la administración pública le interesa tener interlocutores únicos con los que relacionarse y con los que llegar a acuerdos. Esto, que en principio no es malo, pues nos obliga a las entidades sociales a hacer un esfuerzo de entendimiento y unión, a mi entender choca en la práctica con algunas cosas:
    • Es muy difícil que las entidades sociales solas podamos mantener  económicamente la estructura que requiere una red, y con la administración, que las apoya parcialmente hay que tener mucho cuidado, pues la dependencia podría mediatizar las actuaciones de la red. Afortunadamente no conozco ninguna red que se haya dejado mediatizar por esta posibilidad.
    • Los políticos y técnicos de alto nivel  hablan mucho de que quieren trabajar y negociar solo con redes, pero en la práctica… están tan ocupados… No suelen tener la agilidad que requiere ese tipo de interlocución y además tienden también en la práctica a hablar con las grandes entidades sociales, quitando ellos mismos el espacio de representatividad que dicen quieren dar a una autentica red.
    • A la administración le viene muy bien recibir, para sus propuestas legislativas, aportaciones trabajadas por las entidades sociales a través de las redes… otra cosa es a cuáles se haga caso. Y a nosotros nos viene muy bien también trabajar conjuntamente esas propuestas.
    • Las redes podemos ser un buen cauce de transmisión de información de la administración hacia las entidades sociales y unas buenas transmisoras de la realidad social del momento.
    • Determinadas personas de las administraciones públicas tienen tendencia a querer que las redes jueguen un papel de gestoras, aunque sea indirectamente, repartiendo entre sus entidades sociales programas con importantes cantidades de dinero. Cuidado con eso, es una postura muy cómoda, máxime en momentos de crisis, para que “la mala” sea la red y se acabe peleando entre las entidades que la forman. Entiendo que las redes han de defender cantidades globales para actuaciones, pero el reparto es únicamente a la administración a quien le corresponde. Seamos cautos y no nos dejemos utilizar.
    • Pienso, que muchas veces no somos conscientes de la fuerza que puede llegar a tener una red. Desde luego, los políticos o los técnicos de alto o medio nivel, si tuvieran la adecuada visión, deberían no solo no tener a ninguna red en contra, sino tener muy en cuenta sus aportaciones “porque podrían jugársela con nosotros/as”. Reconozco que no estamos a ese nivel por ninguna de las dos partes.
    • Nos falta mucho que avanzar como lobby de presión y denuncia, pero considero que es un elemento irrenunciable a toda red de toda relevancia.
  • Y en lo que se refiere a la sociedad, considero que las redes tenemos una serie de misiones irrenunciables:
    • Debemos ser la voz de los sin voz
    • Debemos de mostrar al conjunto de la sociedad nuestra visi´n específica de la realidad social.
    • Debemos de tener opinión propia en temas sociales, políticos y económicos… en aras a una sociedad más justa e igualitaria. Eso sólo lo podremos hacer juntos y dotándonos de los profesionales de la comunicación que nos ayuden a hacerlo bien y “con gancho”.
    • Tenemos que trabajar porque los medios de comunicación no se fijen tanto en el morbo y el amarillismo, y se fijen más en las actuaciones positivas e inclusivas
    • Debemos ser capaces de plantear alternativas

Tras este rápido repaso general que he basado en la experiencia dela Fundación Picarral, debo exponer en la práctica donde participamos nosotros, en unos casos tirando más del carro y en otros dejando que otros lo hagan: Red Aragonesa de Entidades Sociales por la Inclusión, Asociación Enlinea, Federación Abanico y Cermi Aragón. Nuestras empresas de inserción forman parte de la Asociación Aragonesa de Empresas de Inserción, y nuestros centros especiales de empleo de Padis.

María Teresa Soro
Gerente de Fundación Picarral

Leave a Comment

*