Ráfagas de profesionalidad “10”

Feb 4th, 2014 | Por | Categoria: Portada

Vicente Castillo en Topi

“Son bastantes los temas a los que he hecho alguna alusión en estos dos primeros años de mi jubilación. He comentado que en absoluto pretendía estar en posesión de la verdad, aunque yo así lo crea. Lo único que yo he pretendido transmitir ha sido: lo vivido, lo ejercido, y lo llevado a la práctica, con un alto nivel de acierto en todas cuantas improvisaciones me surgieron durante toda mi vida laboral. La propia vida, mis clientes, mis equipos, mis superiores, mis compañeros, me transmitieron todo lo necesario para salir airoso en el día a día de mi trabajo cotidiano. Actualmente,  sigo aprendiendo de todo lo que tengo opción y que evoluciona favorablemente en beneficio de quien solicita el servicio.

Por otro lado, me repatea enormemente, escuchar, leer, o ver, alusiones o acciones totalmente opuestas a las que durante toda una vida me inculcaron y supe llevar a la práctica.  Otra cosa es cambiar por petición expresa del cliente.

Que duda cabe que no podemos quedarnos estancados en nuestras sapiencias y que debemos  renovarnos. ¿Tan difícil es dejar las cosas como tantos y tantos años han estado y buscar a las nuevas creaciones sus propias señas de identidad?

No hace mucho comenté lo indignado que me sentí, al escuchar en un programa televisivo,  que tres ingredientes del Gin Tonic eran: regaliz, pepino y lima. Pocos días después escucho en otro programa, también de televisión que, la sangría, la de toda la vida, resulta que lleva fruta picada. ¿ Qué es lo que esta pasando?.  ¿Acaso me inculcaron mal esas sapiencias y las he estado llevando a la práctica durante 51 años?.  ¿Acaso toda mi clientela no sabía lo que pedía y lo que le ponían?.

Debiera de haber alguna asociación profesional que velara por las malas interpretaciones que se da a nombres y fórmulas que han hecho historia con el pasar de los tiempos.

Si se habla de Gin Tonic se está hablando de:  recipiente, hielo, gin, tónica, y limón o lima.  Si se habla de Gin Tonic Premium se está hablando de una mezcla de colores y sabores que, juntamente a tónica y gin,  no responden a reglas fijas, sino más bien a las pretensiones de sus creadores o de sus tomadores.

En cuanto a la Sangría, la de toda la vida, diré, que la única fruta que lleva es:  rodajas de naranja y rodajas de limón;  y el vino debe ser tinto. No confundir con el Cup. Este sí lleva en su composición fruta picada y debe elaborarse con vino blanco o Cava.

Y una vez comentado esto,  paso a dar alguna pincelada sobre profesionalidad.

Existen otra serie de productos que, dependiendo de la hora en que nos sea solicitada, actuaremos de una forma o de otra.

Por ejemplo, si nos piden un Americano, será café o será el cóctel aperitivo que todos debemos conocer.  Haciendo gala de nuestra profesionalidad le preguntamos al cliente: Perdón Sr. ¿ Café americano o cóctel Americano?.

Igualmente puede pasarnos con la manzanilla. Se referirá a manzanilla infusión o se referirá a vino fino.

En cualquier caso el profesional siempre deberá de salir airoso de cuantas peticiones le sean solicitadas. Estas simples observaciones, amén de transmitirle a nuestro cliente un potencial altísimo de profesionalidad,  pueden ahorrarnos muchos minutos en la realización de nuestro trabajo. Este ahorro de tiempo puede ser muy significativo, sobre todo cuando estamos trabajando en servicio de mesas.

Ejemplo: ¡Póngame un Calvados!. – ¿Lo tomará frío?, ¿lo tomará del tiempo? – ¡Preguntar!
Esta bebida es frecuente tomarla muy fría en chupito después de las comidas pero también suele tomarse en copa de balón como si de un brandy se tratase.

Igualmente actuaremos cuando se nos solicite algún tipo de licor.  Preguntaremos si lo quieren con o sin hielo. Nos evitaremos muchos viajes en nuestro quehacer cotidiano.

¡Póngame un vermouth!, ¿lo tomara rojo?, ¿lo tomara blanco?. Si lo toma blanco, ¿lo tomara dulce?, ¿lo tomara seco?.  ¡Preguntar!

Lo que no sería de recibo sería preguntar cuando nos es solicitado un brandy o coñac u otro tipo de bebida de similares características si lo tomaran con hielo o no, porque estas bebidas se sirven solas. Aunque hoy en día todo es posible.

El profesional debe de tener un alto conocimiento de todas las bebidas que tiene, para saber en que momento debe de hacer este tipo de observaciones.

Nunca deberemos dar a nuestro cliente otra marca de características similares a lo que nos solicitó,  sin su consentimiento.

Y dejando a un lado el servicio clásico, existen hoy en día otras opciones creadas por aquellos que tienen facultad para hacerlo: Empresas, D.O. Distribuidoras, consejos reguladores.

Poner hielo al vino de jerez, al brandy, al coñac, en una copa de cava o de champagne,  servir un Malta o Blended de muchos años con coca cola,  servir un buen vino tinto, crianza, reserva, o gran reserva, frío,  son acciones que tendremos que hacer para no perder a nuestros clientes. Y así mucho tipo de servicio.

Habrá que amoldarse a todo tipo de clientes. Al de toda la vida y al actual. Sobre gustos no hay nada escrito y en consecuencia acataremos maneras y formas de realizar nuestro trabajo aunque no estuviésemos de acuerdo.

Yo confío en que siempre existirán profesionales, con las sapiencias pertinentes,  para dar servicio a clientes que siempre supieron estar, y para clientes que,  con su soberbia y orgullo,  quieren saber más que el propio profesional.

Cualquiera no sirve para Camarero.  ¡Siente el orgullo de serlo!.”

Vicente Castillo.
Noviembre 2013.

Leave a Comment

*